La fundadora y organizadora

.

Se me ha pedido muy a menudo presentarme, como a mucho de nosotros.

¿Cómo responder a esta cuestión muy amplia? ¿Quién soy ? ¿Qué soy ? ¿ Qué parte de mi vida desearía destacar ?, etc…¿Soy un estatuto social? ¿Una nacionalidad? ¿Una profesión ? ¿Una sucesión de competencias y experiencias ? La cuestión es amplia y las respuestas lo están tanto como la multiplicidad de los niveles de comprensión de nosotros-mismos y de la Vida.

.
.

Me defino de ningún modo de lo que considero ser mi “imagen”. A lo que cambia. Siento siempre en mi esta pertenencia a algo amplio, más amplio que una nacionalidad, un título, un grupo, un “curso profesional”, un estatuto socialetc

Pertenezco
 a la Vida.
  Es ella que me alimenta.  Es ella que alimenta la parte más elevada de mi ser. Siento la responsabilidad ser digna, de otro modo, no soy nada.

Voy
 a presentar aquí muy brevemente el viaje que he conocido en esta vida hasta ahora y que me lleva a  mis trabajo de transmisión de conocimientos, intercambio de experiencias y acompañamiento hacia la responsabilización individual de su propria vida.

Tengo varios centros de intereses cuyo principal es el del conocimiento de mí misma.  En realidad, no es de verdad un centro de interés en la medida en que se considera que es el objetivo de toda existencia.

 
.
.
.
.

EL DEPORTE EN MI VIDA

He vivido inmersa en una familia de deportistas sanos.

De niña, teniendo hermanas muy atléticas, una de las cuales practicaba deporte de alto nivel, me infundieron rápidamente este estado de ánimo. Un estado de ánimo dinámico, que te hace avanzar y dar siempre lo mejor de ti misma. El atletismo fue mi punto de partida y luego me dediqué a una gran variedad de deportes, tales como fútbol, boxeo, kung fu, baloncesto, gimnasia y BTT.

Algunas lesiones relacionadas precisamente con esta práctica significaron para mí una forma de aprender a escuchar a mi cuerpo, y también despertaron en mí un profundo interés por la fisiología y el cuerpo humano, empujándome a buscar soluciones por mí misma. Especialmente cuando se trata de mi cuerpo. ¿Quién va a conocer mi cuerpo mejor que yo? Una sutil combinación de escucha, observación e investigación analítica.

Con el paso del tiempo y especialmente con mi viaje interior, siempre he permanecido activa. No obstante, las necesidades ya no eran las mismas.

Así que me acerqué más al senderismo y al yoga, así como a la práctica de las artes marciales.

Por lo tanto, el enfoque ya no es el mismo y la relación entre el cuerpo y la mente es radicalmente opuesta. Eso es lo que descubrí.

El yoga (tal como lo practico) me ha permitido una escucha mucho más profunda y un mayor dominio consciente de los movimientos que gobiernan nuestra vida diaria, especialmente a través de la respiración. Algo que parecía “automático” en términos de relación con el tiempo y el espacio se vuelve más maduro, más refinado. Es un medio, una herramienta para lo que llamamos «estar presente».

Quise experimentar la reanudación de algunas prácticas, en especial la carrera. Resulta increíble constatar cómo las sensaciones ya no son las mismas.

En la otra práctica, la energía es controlada, observada y precisa. En la carrera, es bastante expansiva, agresiva y tiende a ser centrífuga. Puesto que nada está escrito en piedra, no es mejor ni lo uno ni lo otro, por supuesto, la comparación no tiene sentido. Cada práctica aporta algo diferente y activa una energía distinta en nosotros.

Lo que no cambia es la forma en que enfocamos cada actividad y nuestra capacidad de mantener un nivel de enfoque interno a lo largo del tiempo.

.
.

NATUROPATIA / HERBORISTERIA / SALUD

Como ya he dicho, durante mi infancia viví en un ambiente familiar saludable.

Tuve el placer y el honor de tener una madre muy entregada siendo el pilar del bienestar familia, en un hogar donde la calidad y diversidad de los alimentos era importante. Puesto que vivía en Argelia, fuimos “preservados” de los efectos de la Revolución Verde en Europa. Consecuencias destructivas de la vida en la tierra.

Hoy las cosas han cambiado mucho con la “apertura al mundo”.

El “ecológico”” del pasado, la diversidad y la riqueza de los productos de la tierra son sólo un recuerdo lejano.

La apertura de las puertas del hogar sin criterio dejando paso libre a todas las formas de perversión y perdición al amparo de la abundancia modernista.

Hoy en día, enfermedades que antes no existían en África y llamadas “modernas” están emergiendo y proliferando para deleite de aquellos que las han planeado escrupulosamente.

A veces me duele, me siento impotente. Entonces me digo a mí misma que así es como deben suceder las cosas y empujar al ser humano a las profundidades de sus sufrimientos para que nazca en él el ardiente deseo de ver un poco de luz.

Si puedo “hacer” algo dentro de mi esfera ya es un gran logro, un gran paso adelante. Incluso cuando llegué a Francia, nunca me sentí atraída por la comida preparada ni por los restaurantes, siempre preferí los platos caseros.

Gracias al deporte, aprendí las bases de la nutrición y la dietética a una edad muy temprana, y más tarde supe que todas estas “teorías” estaban cayendo en picado. Pesar, calcular, macronutrientes, 3 o 4 comidas al día, carbohidratos lentos por la noche anterior a una carrera, carne en cada comida y el riesgo de debilitarse, etc.… Todo esto ya no tiene sentido alguno para mí. Desde hace años. Algunos todavía insisten en estos principios. Les deseo que no se ahoguen.

Y esto, mientras que otros experimentan y prueban los beneficios de una restricción de una dieta densificada que nos está dando más acceso ciertos niveles de comprensión de nosotros mismos.

Fue formando parte del hogar familiar después de concluir el bachillerato cuando finalmente pude hacer más libremente mis propios experimentos y desarrollar mis pequeñas fórmulas personales. En cuanto al ayuno, tengo la “suerte” de haber vivido en una familia de tradición musulmana que incluye la práctica del ayuno seco intermitente durante un mes al año, conocido como el mes del Ramadán. Por lo tanto, he tenido la suerte de poder experimentar todas las sensaciones y beneficios de este período tan beneficioso en términos de actualizar nuestro proceso natural de auto-desintoxicación, tanto física como mental como emocionalmente. Recuerdo que en la escuela y el instituto, durante este mes de ayuno yo iba a entrenar por las tardes después de las clases sin ningún problema. Además, los resultados mejoraban después de la “reanudación” de la alimentación “normal”.

Con el tiempo y debido a mi carácter, que me empuja a cuestionarlo todo y a profundizar en todo, descubrí el aspecto “materialista” de los beneficios del ayuno a través de las curaciones espectaculares producidas en la Unión Soviética en la década de 1950 del siglo pasado. Había investigadores y médicos estaban interesados. Y no sólo eso, sino que también lo ponían en práctica. No se hablaba tanto de ello como hoy en día.

¡Se me dice que la “ciencia” de hoy finalmente se está moviendo en la dirección “correcta” y reconoce una práctica milenaria a través de la evidencia!

Por lo tanto, me interesé de una manera más pragmática, experimentando con varios métodos, ya que había integrado el aspecto de “superación del miedo a no comer sino moriré”.

A continuación, vino la restricción en la ingesta de productos animales, especialmente carne “roja”, debido al efecto que me producía y después de descubrir el mundo del maltrato animal. También llegaron los productos “ecológico”, y trabajé en granjas “orgánicas”, en proyectos relacionados con la permacultura y la agroecología. Experimenté más profundamente con cosas “simples” y me codeé con todas las formas de religión: el crudivorismo, veganismo, dietas líquidas, etc. Sí, de religión. Cada uno de mis pasos es un aprendizaje y una transmisión.

Equilibrio. Siempre en equilibrio. Siempre he explorado lo que he experimentado y estudiado sola.

Empezé una formación profesional en Naturopatía (más de 2 años) en el Centre Privé d’Enseignement par Correspondance (en Francia), Cerfpa y aprobé el 1er módulo (de los 4 que había en ese momento) Higiene Vital en 2013. Consideré que podía continuar aprendiendo sola, ya que hay los suficientes libros disponibles sobre estos temas y especialmente podría experimentar en mí misma y a mi alrededor.

Paralelamente a mis viajes internos y externos, también estudié herboristería.

Descubrí la escuela Lyonnaise des Plantes Médicinales (todavía en Francia) y seguí un año de cursos de Herboristería en 2016. También me interesa la etnobotánica. Me parece fascinante que haya quien ha podido estudiar la relación entre el hombre y las plantas y aún debe ser más fascinante para aquellos que la viven desde dentro. Me refiero a los pueblos africanos, amerindios y asiáticos (entre otros) antes de que se vieran luchando por mantener su dignidad y su derecho natural a vivir.

He estudiado y experimentado mucho con la cuestión del bienestar, la alimentación, los alimentos funcionales, etc. Mi conclusión es que no existe UNA solución “alimentaria”.

Lo que traerá un cambio real en lo que hace a cambios y curaciones será un nivel más alto de conciencia.

El alimento material no es nada, no lo conviertas en un dogma o una religión. Cualquier dogma es, en mi opinión, una perdición y una quimera más para los buscadores de la Verdad. La alimentación material es un pretexto. Un pretexto para darse cuenta de la forma en la que comemos.

Existen, por supuesto, reglas básicas. Son muy simples e “instintivas”.

Lo que me conviene en un determinado momento T no le conviene a otra persona en el mismo momento T. A su vez, lo que puede convenirme en un momento T no me convendrá en el momento T+1.

Hay muchos parámetros a tener en cuenta. Lo más importante es escuchar (o re-encontrar esta escucha) a tu intuición, a tus necesidades. Estamos cambiando. Las energías se mueven y el equilibrio es siempre dinámico. Nunca estático.

Toda una reeducación de los fundamentos.

.
.
.
.
.
.
.

ESCRITURA

Siempre he escrito desde que sé escribir. Es un medio de expresión que me conviene especialmente.

Algunos descubrieron las Aventuras de Soussou en mi primer libro publicado en 2017 bajo el título Un Long Chemin à Parcourir. El segundo volumen está en fase de edición y su publicación está prevista para otoño de 2018.

Más allá de la publicación misma, cuento aquí mis viajes a través de mi perspectiva sobre el mundo. Como un camino iniciático en esta Tierra: ¿ Por qué es el “mundo” tal como es ? ¿ Cómo puedo vivir mi realidad plenamente cuando nada fuera de ella se presta a ello ? ¿ Por qué no nos preguntamos más profundamente sobre los diversos aspectos de nuestra vida cotidiana ?

Soussou es una exploradora, viajera y experimentadora en esta Tierra y tiene una misión. Soussou fui yo. Cuento hechos reales, sublimados por una mirada a veces melancólica, a veces inocente a veces dura y siempre en busca de armonía, sentido y respuestas

Poesía / Slams / Spoken Word.

¡ Todo es bueno para mí a la hora de CONTAR y expresarme ! Estoy muy agradecida de haber podido comenzar un nuevo proyecto de escritura que, a su debido tiempo, compartiré a su debido tiempo.

Muchas veces invito a quienes lo necesitan a expresarse con palabras para DECIR. A veces lo que no se dice mata poco a poco y no es muy difícil liberarse con palabras, sobre el papel. Simbólicamente, es una manera de sacar lo que estaba purificando el interior.

.
.

VIAGES

Es en el movimiento que me encuentro.

Mis viajes al extranjero a menudo van de la mano con viajes interiores.

Realmente, no he viajado mucho y lo poco que viajé ha siempre sido iniciaciones para mí.
Mochila y aventura.

Como Soussou.

Continuar todas las formas de aprendizaje y transmisión.

Adaptarse, aceptar, ser disciplinada y llegar a conocerse más allá de la propia zona de confort.
Aceptar el hambre, la sed, la falta de sueño, la incertidumbre y permanecer siempre vigilante y presente.

Principalmente he tenido experiencias en granjas, en torno a proyectos colectivos para la autonomía alimentaria y energética, bajo el prisma de una voluntad de volver a lo esencial y a la tierra. Experimentar la independencia interna e externa.
Lo que me interesaba era aprender las habilidades de la artesanía y la agricultura, así como todos los conocimientos técnicos destinados a la autonomía y la promoción de la creatividad.
También estaba el aspecto “colectivo” que es importante: ¿ Cómo vivir juntos ? Y, por otra parte: ¿ Qué significado tiene hacerlo ?

Me di cuenta una vez más que estaba aprendiendo muy rápido y que mis raíces bereberes ya me habían perfumado con sabiduría, amor a la libertad en todas sus formas, búsqueda de autonomía en todos los sentidos de la palabra, iniciación al aspecto sagrado de la Vida y a muchas otras cosas.

Llevo dentro de mí estas raíces y cuando oigo hablar de todas estas “novedades” de volver a la tierra, de trabajar juntos, de buscar la autonomía y el sentido de unión con los seres vivos, me digo a mí mismo que mis ancestros ya tenían estos conocimientos.

Algunas personas no necesitan viajar alrededor del planeta para conocerse a sí mismas y entender la naturaleza humana.
Otras dan la vuelta al mundo sin que llegue a operarse ningun cambio  en ellas.

Lo que siempre prevalece sobre la persona es la dirección que le da a cualquiera de sus acciones y lo que le lleva a uno aprender es el propio viaje mismo y no el destino del mismo.

.
.
.
.
.
.
.
. .
.

.
.
.

CONOCIMIENTOS Y PRÁCTICAS “TRADICIONALES”

Yo misma me encargo de todo el trabajo relacionado con el «hogar» en términos de uso cotidiano.

Dependiendo de dónde esté, porque nada se solidifica y mi forma de vida a menudo me lleva a no tener un «hogar».

Mis jabones artesanales. Mis cremas y leches cosméticas. Productos para el hogar. Productos cosméticos.

Experimento y pruebo a mi propia escala en la medida en que no dispongo de suficiente espacio en este momento para ver crecer mis huertos, hábitats autoconstruidos, energía “libre”… y la lista podría ser aún más larga.

Es un todo. Una forma de vida. Una elección de vida hacia la independencia interna e externa.

Me gusta el aspecto «científico» del «cómo hacerlo» empezando por la química y pasando por las matemáticas y la física. También el aspecto histórico y la posibilidad de adaptar viejos conocimientos a nuevos temas de actualidad.

Esto conecta con nuestra responsabilidad individual como seres humanos en este planeta. En la práctica, pero también en la búsqueda de la evolución y la liberación interior.

Sin embargo, lo digo y lo repito, el hecho de que una persona sea «autónoma» en términos de comida, vivienda y/o energía, por ejemplo, no implica que sea internamente virtuosa. El trabajo interior es un trabajo a jornada completa, no importa dónde estés o cómo elijas vivir.

Esto lo he entendido perfectamente en los proyectos colectivos, en particular en las «eco-aldeas» especialmente las de Francia y España, donde reina una energía huérfana de armonía llena de conflictos interpersonales, con unas relaciones que a menudo son de dominación, en un contexto de falsificación de la belleza en favor de una espiritualidad ingenua y materialista.

Ya he hablado de ello y seguiré haciéndolo a su debido tiempo.

Hablo de mis experiencias.

De lo que experimento, siento, entiendo, veo y observo.

Ahora continúo mi camino iniciático en el cual se yuxtaponen el Aprendizaje y la Transmisión.

Un Largo Camino por recorrer…

Copyright © 2018 harmony-stars.com. Tous droits réservés.
Top